La mayoría de las niñas y niños mexicanos padecen sobrepeso u obesidad, provocado por la nula actividad física y una dieta llena de alientos procesados, altos en grasas y con mucha azúcar artificial, que pueden traer enfermedades como diabetes, asma, hipertensión, entre otras.

 

El Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, publicó un estudio en el que resaltan, que de cada de tres recién nacidos dos consumen azúcar en su dieta diaria y que casi todos los infantes de entre uno y dos años, ingieren azúcares en los yogures, panecillos y dulces para bebés y en caso de los niños, jugos con muchas calorías y azúcar, pan y dulces.

 

La alimentación que llevan los menores durante su primer año de existencia es clave para crear buenos hábitos alimenticios en el futuro, así lo mencionó la líder del estudio Kirsten A. Herrick.

 

Es importante cuidar la alimentación de los menores, evitar los dulces, refrescos y botanas en la medida de lo posible y ofrecer a los más pequeños de casa, una dieta balanceada, que incluya frutas y verduras.

 

Si tienes más dudas, visita a un especialista en nutrición para que te asesore e indique qué alimentos pueden consumir los niños para crecer sanos, fuertes y eviten los riesgos de contraer enfermedades que afecten su vida.

 

En clikisalud.net hay información para toda la familia.