El desempleo desafortunadamente sigue a la alza en la población latina, con una tasa del 10.5% en el mes de agosto, según ha dado a conocer un informe de la organización UnidosUS (antes Consejo Nacional de La Raza).

“El crecimiento continúa lento por segundo mes consecutivo para la industria hotelera, donde los latinos están representados de manera desproporcionada”, señala el reporte.

Otra industria que ha sido perjudicada es la de ventas al menudeo, ya que su crecimiento ha sido mucho más lento. “Con el 18% de los latinos trabajando en la industria de las ventas por menudeo este crecimiento, a pesar de todo es bueno”, expresa la organización.

De los 13.5 millones de desempleados, 3 millones son latinos. “El desempleo entre los latinos continúa alto, pero no tanto como en marzo y abril. En estos momentos, para el mes de agosto, la tasa más elevada de desocupación la ocupan los afroamericanos con el 13% y los asiáticos con el 10.7%”, explica Meggie Weiler, analista de política económica de UnidosUS.

La pandemia ha impactado fuertemente a la industria de servicios, donde trabaja el 24% de los latinos. “Desde julio, 534 mil empleos se han perdido de manera definitiva, lo que se suma a los 2.1 millones de trabajos que se han desvanecidos desde febrero”, comenta Weiler.

Se pronostica que la pérdida de empleos siga creciendo en otoño, esto por el cierre de negocios o por la apertura parcial de los mismos.

UnidosUS le exige al Congreso que ayude a los trabajadores desempleados, extendiendo los US$600 de apoyo (que finalizó en julio) y que no haya obstáculos para la obtención de estos.

También solicitan que aprueben el proyecto Heroes Act que favorecería a las familias latinas y también a los estados. “Cada día que el Congreso no aprueba una medida para proteger a los trabajadores y sus familias, las vidas y el sustento de miles continúan deteriorándose”, sentencian.

Por último, insisten en que deben ampliar el acceso a las pruebas, tratamientos y a las vacunas de Covid-19, sin importar su estatus migratorio; otorgar alivio financiero a las familias de estatus migratorio mixto, y asegurar apoyo y protección a las comunidades más vulnerables.