Los infartos cerebrales son prevenibles, pero todavía hay complicaciones para identificar algunos síntomas y recibir tratamiento en tiempo y forma para evitar un daño mayor e irreversible.

En años pasados, cerca de 15 millones de personas en el mundo, sufrieron un infarto cerebral, también llamado enfermedad vascular cerebral. De esta cifra un aproximado de 5 millones perdieron la vida.

En cuanto a México, 150 mil personas resultaron afectadas, y murieron 35 mil, lo que convierte a esta enfermedad en la tercera causa de muerte en el país.

Muchos especialistas, dijeron que es la segunda causa de invalidez y demencia en las personas de la tercera edad. Y que millones de personas vivne con secuelas de esta enfermedad, como parálisis física de la mitad de su cuerpo o problemas para hablar.

Hay síntomas que se dan súbitamente:

      • Adormecimiento de una parte de la cara.
      • Dificultad para hablar y entender palabras.
      • Debilidad en piernas o brazos.

En estos casos la atención debe ser inmediata, se tiene un aproximado de 4 horas para aplicar el medicamento.

Estos son los factores que pueden desencadenar un infarto cerebral:

      • Frecuencia cardíaca irregular.
      • Presión arterial alta.
      • Antecedentes familiares de la enfermedad.
      • Colesterol alto.
      • Edad adulta, especialmente después de los 55 años.
      • Cardiopatía o mala circulación en las piernas.
      • Tabaquismo, no hacer ejercicio y consumir alimentos altos en grasa, alcohol.
      • Píldoras anticonceptivas y terapia de reemplazo hormonal.

Algunas pudieran ser que no se creen, pero son cambios en el cuerpo y emocionales, nuestro cerebro, es como cualquier dispositivo o aparato, se satura, no se le cuida, las consecuencias pueden ser fatales.

No olvides visitar la tarjeta de Salud de Acceso Latino y Clikisalud para mayor información y ayuda sobre temas de energía, dieta y enfermedades.