En nuestra pasada entrega hablamos de la ley de 10 años, en la que existe la posibilidad de evitar y cancelar la deportación.

El proceso de deportación da inicio cuando el inmigrante recibe una notificación de comparecencia del Departamento de Seguridad Nacional. Esta notificación ordena al inmigrante a comparecer ante un juez de inmigración en un día y a una hora en particular.

Este es el deber ser, sabemos que las cosas distan de ser así. Hoy parecer ser una cacería indiscriminada de indocumentados, llevada a cabo por agentes migratorios soberbios de poder y mediante redadas mal fundadas y agresivas lleva el “proceso” de detención para después proceder con la deportación.

El perdón o la exoneración, o cancelación de la deportación, existe, no es fácil, pero tampoco es imposible, pero debes saber que es un proceso largo y cansado.

Estas son algunas formas de evitar ser deportado:

Cancelación de la orden de repatriación por parte del juez de inmigración: esto es posible si la persona vivió en los EE. UU siete años seguidos, fue residente permanente legal durante cinco años o nunca fue condenada por un delito grave.

Cambio de estatus inmigratorio: esto se da cuando el inmigrante quiere cambar al estatus de residente permanente legal. Por ejemplo, si la persona es elegible para la Green Card por haberse casado con un ciudadano estadounidense, pero sigue en proceso, el tribunal de inmigración puede conceder un cambio de estatus e impedir la deportación.

Exoneración a discreción del fiscal: esto significa que el juez de inmigración si considera que corre peligro al ser deportado a su país o por acción diferida para los llegados en la infancia (DACA) o que la presencia del inmigrante en los Estados Unidos no representa ningún tipo de peligro.

Asilo: se puede dar asilo a los inmigrantes que se consideran refugiados. Para este punto, se tiene que demostrar que el indocumentado regresa a su país natal y exponga su vida.

También existen otros métodos de exoneración. Hay abogados especializados en las leyes inmigratorias, que pueden proporcionarte información y comunicarte las opciones que existen para apelar y evitar la deportación.

El evitar ser deportado existe, sabemos que puede ser un proceso largo y cansado, pero es posible, asesórate e infórmate, es tu derecho. 

Acceso Latino, tu portal de ayuda migratorio.

Fuente: abogado.com