Durante la doceava Conferencia Nacional de Integración de Inmigrantes (NIIC, por sus siglas en inglés), que se llamó New American Dreams, funcionarios de la ciudad Detroit se unieron a los participantes para informar sobre nuevas políticas que beneficiarán a la comunidad migrante del estado.

El jefe de personal de la oficina del alcalde de Detroit, Alexis Wiler, notificó que el Ayuntamiento está iniciando el proceso para realizar el proyecto Welcoming Process,  es un plan creado para revisar y medir el progreso de la ciudad, en sus esfuerzos por mejorar la vida y la inclusión de los inmigrantes.

Esta medida busca que la región sea más protectora para los residentes migrantes, en 2016, Detroit comenzó a ofrecer identificaciones municipales a todos, sin importar su estatus migratorio, en 2017, el alguacil del condado Wayne, Benny Napoleon, señaló que su departamento limitaría su colaboración con el departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Dave Coulter, el ejecutivo del condado de Oakland, también informó que su entidad aprobó la decisión para integrarse al movimiento Welcoming County, con la intención de ser una región amigable y de apoyo para los inmigrantes.

Todo esto impulsó a que al iniciar del mes de octubre de 2019, el tesorero del condado de Oakland, Andy Meisner, anunciara una reforma de no cuestionar el estatus migratorio o ciudadanía de los residentes que buscan los servicios de su oficina.

Miles de activistas expresaron, que esta serie de pequeñas victorias para las comunidades menos favorecidas e inmigrantes son el resultado de la defensa de las organizaciones no lucrativas locales.

La conferencia fue efectuada por la organización National Partnership for New Americans (NPNA) y se celebró el tercer fin de semana de octubre de 2019 en Detroit, Michigan y hubo más de 1000 activistas pro-inmigrantes de toda la Unión Americana.

Fuente: La Opinión