Los nuevos precios entrarán en vigor el 23 de diciembre.

Justo una noche previa a Navidad, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS) pondrá en vigor nuevos costos en relación a sus trámites migratorios.

Así que si no te has decidido a iniciar algún proceso, realízalo de una vez o en unos días te saldrá más caro.

La solicitud de ciudadanía incrementará en un 8%, subiendo de 595 a 640 dólares. Sin embargo, USCIS aseguró que ofrecerá una tarifa de procesamiento de 320 dólares para aplicantes cuyo grupo familiar tenga un ingreso anual entre 36,000 y 48,000 dólares.

Las personas con ingresos menores a 36,450 dólares anuales, ya pueden recibir un perdón completo de tarifa, y esto continuaría igual, según USCIS.

La petición para un familiar en el extranjero de un ciudadano estadounidense o residente permanente (I-130) pasará de 420 a 535 dólares.

La tarifa para obtener la residencia (Green Card) será de de 1,140 dólares para adultos y 750 dólares para niños. Actualmente, el costo es de 985 dólares para un adulto y 635 dólares para niños que acompañan la solicitud de una adulto.

El proceso para renovar o reponer la Tarjeta de Residencia (Green Card) costará 445 dólares. El precio actual es de 365 dólares.

La petición para un prometido o prometido en el extranjero (visas K) cuesta actualmente 340 dólares y el nuevo precio será de 535 dólares.

La solicitud para un Documento de Autorización de Empleo (I-765) valdrá 410 dólares. El costo actual es de 380 dólares.

La toma de huellas biométricas no sufrirá un cambio y se mantendrá en 85 dólares.