El cambio de horario tiene efectos sobre tu cuerpo

Nuestros ritmos de vida se rigen por “relojes biológicos”, que están en los núcleos neurológicos del quiasma óptico (donde se cruzan las fibras de los nervios ópticos de los ojos) del cerebro.

Pero de acuerdo a la Facultad de Medicina de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México), no es el único reloj que tenemos. El reloj fisiológico tiene una duración aproximada de 23 horas; el del estado de ánimo puede llegar hasta las 28 horas y el intelectual se puede extender hasta por 33 horas.

Por esta razón, el cambio de horario tiene efectos sobre tu cuerpo, como irritabilidad y mal humor, pero no te puedes enfermar por esto.

Pueden ser más susceptibles aquellas personas que llevan un ritmo de vida muy estricto, o los que son muy rígidos en lo psicoemocional y en lo biológico.

Los cambios de horario, pueden hacer que estemos más somnolientos, enojados, además de que nos cueste trabajo poner atención, concentrarnos y memorizar.

También, esta alteración hace que la melatonina (la hormona que regula el sueño), se produzca más tarde que de costumbre, por eso es que nos sentimos cansados y tardamos en adaptarnos.

Como la rutina sigue siendo la misma, en especial ir a trabajar, se rompe nuestra rutina de sueño, por lo que no descansamos como de costumbre.

Quienes más sufren el cambio son los niños y los adultos mayores, porque su sensibilidad ante los cambios hormonales es menor. Pero la buena noticia, es que en más o menos 3 días, nos volvemos a sentir como de costumbre.

 

Vía: 24 Horas/Sanitas

Noticias relacionadas