Dormir con el cabello recogido no es buena opción

Muchas personas suelen dormir con el cabello recogido para que no se les enrede, pero en realidad esta práctica no es buena opción, ya que a la larga puede causar la pérdida de este.

Según la American Academy of Dermatology Association, la fuerza que aplicamos en el cuero cabelludo al hacernos una trenza, un chongo o una cola de caballo, hace que los folículos pilosos se desprendan desde la raíz, ya que al momento de dormir movemos la cabeza en la almohada de manera inconsciente, llegando a aparecer, en un futuro, alopecia por tracción, daño permanente o calvicie.

De igual forma, reducimos la circulación del sebo del cuero cabelludo hacia las puntas, haciendo que aparezca orzuela, quebrando y provocando la pérdida de brillo y resequedad.

Los siguientes peinados son los más peligrosos:

  • Cornrows o trenzas africanas
  • Chonguitos”
  • Colas de caballo
  • Extensiones de cabello o tejidos
  • Rastras

Asimismo, los tubitos para rizar el cabello también pueden hacer que se caiga, por lo que su uso al dormir, no es recomendado.

Si tienes duda sobre si tu peinado habitual le está haciendo daño a tu cabello, con estas señales te puedes dar cuenta:

  • Aparición de “parches” o huecos en las zonas donde más jalamos el cabello.
  • Cabello “roto” alrededor de la frente.
  • Costras en el cuero cabelludo.
  • Dolor de cabeza debido a que está muy “estirado” tu peinado.
  • La raya de la división del cabello cada vez es más amplia.

Si notas alguno de estos cambios, lo mejor que puedes hacer es no apretar mucho tu peinado, y si de plano no puedes dormir sin el cabello recogido, trata de hacerte una trenza muy suelta para evitar cualquier pérdida.

Vía: Salud 180

Noticias relacionadas