El autismo es un trastorno psicológico que hasta al de día hoy sigue entenderse al 100%. Lo que provoca que se encuentre en constante investigación. Uno de los hallazgos más significativos, es dormir profundamente y tener un sueño recuperador, disminuye o controla las manifestaciones de autismo.

De acuerdo con la especialista Fructuoso Ayala Guerrero, las personas con autismo disminuyen los rasgos de este padecimiento, es si toda la noche duermen bien, que su cuerpo y mente se apaguen, lo cual se traduce en descanso pleno.

Las personas con autismo, explicó, no duermen de manera adecuada, por lo que su capacidad de aprendizaje y de memoria se ven alterados. El no dormir bien también provoca que sus estados de ánimo, como depresión y ansiedad, aumenten, agrego.

El sueño es muy importante, no sólo para quienes padecen autismo, si no para evitar estrés, enfermedades mentales, etc. Los autistas, duermen en partes, constantemente se despiertan lo que provoca, que se note más esta enfermedad.

El experto de la Universidad Nacional Autónoma de México indicó: “Las recomendaciones que les hacemos a los familiares es que traten de que los pacientes [con autismo] duerman lo mejor posible y de esa manera los rasgos de la enfermedad se van a controlar o eliminar”.

El dormir bien es igual de importante que comer, beber agua o hacer ejercicio, por lo que es muy recomendable que esta actividad se haga de la forma correcta.

No olvides visitar la tarjeta de Salud de Acceso Latino y Clikisalud para mayor información y ayuda sobre temas de energía, dieta y enfermedades.