El Congreso aprobó el 17 de octubre de 2019, un plan de emergencia para proteger a los cerca de 700mil jóvenes favorecidos por el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Esta medida llega antes de la audiencia que la Corte Suprema celebrará el próximo 12 de noviembre de 2019 para definir si el programa es legal o no.

Tanto los dreamers, como los demócratas en el Senado, mostraron alivio con este plan, informó Telemundo. Los legisladores se unen a la campaña de apoyo a los jóvenes beneficiados por DACA y a ejercer presión ante la resolución del máximo tribunal del país, para que se siga con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, expresó con optimismo ante  Telemundo “si el Tribunal Supremo ve esto con justicia y lee los documentos de los demandantes, creo que tenemos una oportunidad”, en caso contrario, el Senador espera una “acción de emergencia por parte del Congreso”.

La actual administración estadounidense ha intentado eliminar DACA, fundamentando que el expresidente Barack Obama, no tenía mando legal para crear un programa mediante una orden ejecutiva. Es por esta razón que el Mandatario de los Estados Unidos solicita al Tribunal Supremo que lo cancele.

DACA legaliza de forma permanente la residencia de las personas que llegaron siendo niños a la Unión Americana y los protege de la deportación. El actual presidente norteamericano ha hecho lo imposible por acabar con el programa desde que llegó a la Casa Blanca, pero gracias a dos dictámenes judiciales se ha mantenido vigente, mientras la Corte Suprema emite su resolución sobre la permanencia o eliminación de dicho programa.

Fuente: La Opinión