La nueva normalidad nos dice que todo el tiempo que estemos fuera de casa o en las áreas comunes, si vives dentro de una unidad habitacional, es obligatorio usar tapabocas, lo que para los adultos o personas mayores de 15 años puede ser una tarea relativamente fácil, para los más pequeños del hogar puede ser algo complicado.

El COVID-19 se propaga de varias maneras y sobre todo cuando hay mucha gente en contacto en espacio cerrados o se encuentran cerca una de otra. El mayor peligro son las personas asintomáticas, que al no sentir ninguna molestia esparcen el virus sin darse cuenta. Es aquí cuando el cubrebocas toma tanta importancia. 

Los niños mayores de dos años deben usar el tapabocas en las siguientes situaciones:

  • En lugares donde no se puede mantener la sana distancia, aunque esto no debe de existir, así como en lugares cerrados y abiertos.
  • En el transporte público, una plaza, supermercado, restaurante, escuelas (en caso de que se regrese) y todo lugar donde no se tenga control o no se sepa si fue desinfectado.
  • Si existen síntomas de gripa o infección de garganta. 

No es necesario usar el tapabocas en el hogar o en un ambiente controlado. Los infantes que no deben usar el tapabocas son:

  • Los menores de dos años.
  • Si tienen alguna enfermedad pulmonar o no pueden respirar.
  • Si no pueden quitárselo solos.

Infórmate de este y otros temas en clikisalud.net