La nueva normalidad disparó los casos positivos de COVID-19, por lo que viajar en el transporte público puede representar un riesgo considerable.

El metro alrededor del mundo es el transporte público que más usan las personas, que a su vez es uno de los centros de infección más peligrosos. Si bien sabemos que hay recomendaciones y medidas preventivas, es un hecho que viajar en el subterráneo incrementa las posibilidades de contraer coronavirus. 

Un estudio realizado por los científicos de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, reveló que transportarse en metro implica un gran riesgo, con una sola persona que viaje enferma en el vagón del metro, las probabilidades de que alguien se enferme son casi seguras.

Los resultados demostraron que los pasajeros del subterráneo que viajan sentados en los tres asientos y hay una persona infectada, el porcentaje de contraer COVID-19 es del 0 y el 10% para contraer la enfermedad. 

El estudio también comprobó que los pasajeros que viajaron en asientos directamente contiguos con un infectado aumenta el riesgo de infectarse, con un promedio del 3.5% de contraer de la enfermedad. Para los que estaban sentados cerca, la cifra fue del 1.5%.

“Nuestra invesstigación demuestra que, aunque hay un riesgo alto de contagiarse de coronavirus en el metro, existen factores como la ubicación de la persona infectada y el tiempo que se pase dentro de este, para determinar si hay transmisión o no.

Se recomienda lo siguiente:

  • Viajar cuando no haya tanta gente.
  • Llevar al pie de la letra todas las medidas de higiene personal.
  • Utilizar cubrebocas y mascarillas.
  • Mantener la sana distancia
  • Usar gel antibacterial cada vez que se toque algo.
  • Al llegar a tu destino lava tus manos con agua y con jabón.

Sabemos que es complicado para todos, ya que muchos tienen horarios de entrada, lo que complica escoger cuando subirse al metro. Por tal motivo lo mejor es ir con todos los cuidados.

clikisalud.net , tu portal de salud de cabecera.