¿Cómo tratar la tendinitis?

La tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón. Los tendones son los ligamentos que unen al músculo con el hueso, cuando existe este padecimiento causa dolor un intenso en la articulación.

Esta afección se presenta usualmente, en las rodillas, los codos, muñecas, talones y hombros, aunque cualquier tendón del cuerpo puede ser víctima de esta lesión.

El primer cuidado o tratamiento ante una tendinitis es aplicar hielo e inmovilizar por los próximos tres días aproximadamente. Lo frío ayuda a desinflamar y adormecer el área dañada, también hace que los vasos sanguíneos se contraigan reduciendo el dolor.

La Clínica Mayo, en Estados Unidos, recomienda colocar hielo en la zona de la lesión durante 15 o 20 minutos, cada cuatro o seis horas durante los primeros tres días, usa una toalla entre lo helado y tu piel, para evitar quemaduras.

Después de los tres días, el calor aporta un beneficio para el dolor crónico de la tendinitis, ya que aumenta el flujo de sangre de la lesión y ayuda a que se alivie más rápido, relajando los músculos, provocando que el dolor disminuya.

Los tendones ayudan a los músculos a controlar la actividad de las articulaciones. La tendinitis habitualmente pasa cuando hay movimientos repetitivos; el estrés o las lesiones constantes gastan un tendón con el paso del tiempo.

Las consecuencias de este padecimiento son dolor e inflamación en los tendones alrededor de una articulación, como en el talón, el codo o rodillas. Los tendones pierden flexibilidad con la edad, por lo que la tendinitis aparece conforme crecemos.

Clikisalud, tu portal de salud de cabecera.

Noticias relacionadas