La ansiedad y el estrés son problemas de salud mental que han crecido debido a la emergencia sanitaria por el COVID-19, pero para una persona con un trastorno de ansiedad generalizada (TAG), estar preocupado constantemente y de forma excesiva puede afectar su vida manera importante.

Ante esto, el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos, nos indica algunas señales que pueden indicar que tu preocupación es excesiva y está descontrolada:

  • Preocuparte enérgicamente por cualquier cosa.
  • No poder controlar la ansiedad, preocupaciones o los nervios.
  • Estar consciente de que te preocupas mucho.
  • Inquietud constante y problemas para relajarse.
  • Problemas para concentrarse.
  • Te asustas fácilmente.
  • Dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido.
  • Cansancio extremo.
  • Mucho sudor, mareos y falta de aire.
  • Comer en exceso.
  • Alto consumo de alcohol.
  • Tabaquismo.
  • Pensamientos negativos.
  • Desgano.

Si la preocupación es demasiada, los ataques de ansiedad son más fuertes y más seguido o tienes pensamientos negativos, es necesario acudir con un especialista de la salud mental.

Clikisalud, tu portal de salud de cabecera.