El 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, y hoy más que nunca debemos estar pendientes de cómo nos sentimos, nuestras emociones, etc.


Un estudio realizado por el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, informó cómo ha afectado el Covid-19 a la salud mental de una de cada dos personas durante esta pandemia. 3,500 personas fueron encuestadas en 7 países (Colombia, Filipinas, Líbano, Reino Unido, Sudáfrica, Suiza y Ucrania).


Los resultados arrojados muestran que el Covid-19 agravó enfermedades mentales ya existentes, y a la vez salieron nuevas, por lo que debido a las restricciones a nivel mundial, el acudir directamente con un psicólogo o especialista no ha sido posible.


Robert Mardini, director general del Comité Internacional de la Cruz Roja, comentó que “la crisis sanitaria que se desató a raíz del Covid-19 ha exacerbado la angustia de millones de personas ya golpeadas por conflictos y desastres”. Añadió que “la imposición de medidas de aislamiento, la pérdida de la interacción social y las presiones económicas inciden en la salud mental y el acceso a la atención”.


El informe destaca la importancia de brindarle apoyo psicoemocional a quienes han estado en primera línea, como personal médico, voluntarios, trabajadores de servicios esenciales, encargados del manejo de los cadáveres, entre otros.


El 73% de los interrogados, están de acuerdo en que los trabajadores sanitarios y los equipos de respuesta necesitan más atención para salvaguardar su salud mental que cualquier persona, ya que están totalmente expuestos al virus, trabajan muchas horas y enfrentan momentos muy duros, además de ser señalados por algunos.


El movimiento humanitario exhortó a los gobiernos, no sólo de los países participantes, financiar y dar acceso prioritario a los afectados por la pandemia, en especial a los trabajadores de la salud.


Fuente: Infobae