Son muchas personas que seguramente en el confinamiento han subido de peso por diferentes factores; falta de ejercicio, mala alimentación, un consumo desmedido de alimentos altos en grasa y azúcares o por la ansiedad y estrés.

La especialista en nutrición Yesica Avellaneda, del Sistema Multidisciplinario Orbera, señala que algunas emociones o sentimientos, así como el ocio durante la cuarentena, pueden provocar que las personas descuiden su alimentación o coman de más provocando sobrepeso y riesgo en su salud.

“Comer mucho puede ser entretenido o como una forma de matar el tiempo o para aliviar la depresión y la ansiedad”, señaló la especialista.

Así que por tal motivo aconsejamos lo siguiente:

  • Comer frutas y verduras, carnes magras y semillas son la mejor opción, ante un momento de ansiedad, consumir algunos de estos alimentos le será benéfico y menos nocivo.
  • Comer entre las 2 pm y las 4 pm es lo ideal, así fijar horarios y comidas, para el desayuno, cena y colaciones. De vez en cuando un gusto no hace daño.
  • Beber 3 litros de agua diaria ayudará a mantener el cuerpo hidratado, así como quitar el hambre o el antojo.
  • Evitar comer dulces, alimentos grasoso y alcohol. Mantén una dieta balanceada
  • Verduras verdes deben ser un sí o sí en tus comidas diarias.
  • Hacer 150 minutos de ejercicio por semana ayudará también a cuidar el peso.

Todo alimento que rebase más de 100 o 150 calorías, es causante de sobrepeso. Recuerda que el COVID-19 es más peligroso para las personas con obesidad, por esto el énfasis de cuidar nuestra alimentación y peso.

Para mayor información acude o consulta a un especialista.

En tiempo de coronavirus clikisalud.net te informa.