El virus está muy lejos de irse, en muchos países del mundo los contagios y el número de personas fallecidas crece exponencialmente todos los días, por lo que es importante tener una buena inteligencia emocional para poder ayudar a los más pequeños de casa a enfrentar los miedos y ansiedades que pueda provocar el COVID-19.

Para todos aquellos que son papás o están a cargo del cuidado de niños, es de vital relevancia ser sensible y receptivos a las necesidades de los infantes, pues de esta manera se puede fortalecer las relaciones de forma positiva y se pueda lidiar de mejor manera con las emociones negativas que, a causa del virus endémico, se viven diariamente.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), aquellos niños que tiene una relación estrecha y una conexión fuerte con sus padres, cuentan con más posibilidades de hacerle frente a problemas familiares, estrés o depresión de los hermanos y papás que durante el confinamiento se han hecho presentes.

Por tal motivo, los NIH aconsejan lo siguiente para que las mamás y papás conecten de mejor forma con sus hijos:

  • Premia y felicita el buen comportamiento de tus hijos.
  • Asigna tareas y en caso de que se hayan hecho correctamente, felicítalos por el buen trabajo, si hay fallas, platica con ellos y reformulen la actividad, no son tiempos de regaños y castigos.
  • Siempre usa tonos y formas adecuados cuando te dirijas a ellos.
  • Pasen tiempo de calidad, jueguen, vean películas, hagan actividades que a la niña o niño le gusten.
  • Haz participe a todos los miembros de la casa cuando se tenga que tomar una decisión.
  • Establece horarios para el uso videojuegos, celular y televisión.
  • Estar atento a los sentimientos, preocupaciones, molestias, objetivos e ideas de tus hijos.

Aún no se tiene claro cuándo es que las cosas mejorarán y regresaremos a nuestras actividades cotidianas, por lo que es importante mantener una sana y efectiva comunicación familiar.

En tiempo de coronavirus clikisalud.net te informa.