Usted puede ser como Felipe Valenzuela o Enrique Aquino, que recibieron el viernes su ciudadanía estadounidense

Lo primero que hizo Felipe Valenzuela Torres cuando le entregaron el diploma que le otorga la ciudadanía estadounidense fue buscar a su mujer con la mirada y fundirse con ella en un abrazo. Su sueño acababa de hacerse realidad.

Valenzuela fue uno de los 50 ciudadanos de todo el mundo a los que la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) premió con la nacionalidad norteamericana ante una multitud de familiares que inundaron la ceremonia con lágrimas de alegría, continuos aplausos y gritos de celebración.

En todo ese albedrío de festividad, Valenzuela, 40, se giró y se abrazó con su esposa, norteamericana, antes de apresurarse a celebrarlo con su hija de dos años. Valenzuela nació y creció en Bogotá, pero lleva ya 16 años en Estados Unidos.

“Este país me ha dado lo que soy, lo que tengo y lo que tendré“, admitió orgulloso mientras señalaba a sus seres queridos.

A principios de siglo, Valenzuela voló a Miami para estudiar economía, y terminó quedándose para siempre impresionado con la cantidad de oportunidades de desarrollo en el mundo labora. No solo eso, sino que conoció al amor de su vida, que curiosamente también tiene ascendencia colombiana, y comenzó un proyecto profesional y vital. Ahora trabaja en Citibank y hace apenas dos años vio nacer a su hija. Pero no todo fue un camino de rosas.

“Al principio es complicado salir de tu país”, confesó. “Es difícil enfrentarse a un nuevo idioma, nuevas costumbres, nuevas reglas. Pero a poco te vas dando cuenta de que es un país para todo el mundo, y eso es lo bonito de Estados Unidos. Todo el mundo tiene su propia identidad, pero comparten lo que es ser americano”.

Datos de la campaña ‘Citizenship Now’

Fuente: La Raza