Cigarros electrónicos un peligro latente para los pulmones

Muchos aseguraban que los cigarros electrónicos eran más saludables que los cigarros tradicionales, pero cada vez más son los casos que presentan problemas de salud relacionados al “vapeo”.

De acuerdo con el Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CoNaVe), es importante reconocer que existen muchos casos de padecimiento pulmonar aguda grave, que están ligados al uso de cigarros electrónicos.

Por su parte, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), señaló que debido a los daños que ocasionan estos aparatos no se les otorgarán registros sanitarios. Está decisión fue tomada con base en los efectos nocivos que tiene el uso de este aparato y afirmó que el inicio del tabaquismo es más temprano cuando se utilizan vapeadores.

Para evitar cualquier daño, es necesario dejar de usarlos por completo. Si usaste este dispositivo en el pasado, debes realizarte una evaluación para descartar algún daño respiratorio.

Los cigarros electrónicos funcionan calentando un líquido que produce un aerosol que se inhala y este puede incluir sustancias potencialmente perjudiciales para la salud.

Los síntomas más comunes son: tos, problemas para respirar, dolor en el pecho, náuseas, vómitos, diarrea, fatiga, fiebre o dolor abdominal, que se pueden presentar días o semanas después de su uso. En este caso hay que acudir al doctor y por ningún motivo automedicarse.

Para mayor información ve con un especialista para conocer los riesgos.

Clikisalud.net, el portal de salud familiar.

Noticias relacionadas