De acuerdo con el presupuesto del 2021, las familias indocumentadas que viven en California obtendrán una exención de impuestos por ingresos que hayan obtenido con motivo de su trabajo, así como por hijos dependientes menores de 6 años, esto ya fue aprobado por la Legislatura y fue enviado al gobernador Gavin Newsom para su firma.

Lo anterior, porque actualmente los acreedores de estos créditos tributarios por ingreso en el trabajo y por niños pequeños, solo son los contribuyentes con Número de Seguro Social.

A partir de esta aprobación, estas exenciones o privilegios fiscales serán aplicadas a los trabajadores del estado de California que utilizan su ITIN Number o Numero Individual de Identificación Tributaria para “hacer sus taxes”, estimando que, serán entre 32 mil y 46 mil familias inmigrantes las que se verán beneficiadas pagando menos en sus impuestos estatales o recibiendo más dinero como parte de sus reembolsos. 

Este beneficio no aplica para la declaración federal ante el Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS). 

Este acuerdo de exención de impuestos para los contribuyentes con ITIN, es el resultado de las demandas que, por años, han hecho grupos defensores de los inmigrantes.

Para que se concretara esta aprobación, es probable que el tema de la crisis del COVID-19 pudiera haber influido, ya que, de acuerdo con analistas políticos, durante la pandemia ha sido más evidente la desigualdad en la justicia social para los inmigrantes indocumentados, siendo estos de los sectores más afectados y menos asistidos por el gobierno.

Fuente: MSN Noticias