La carta enviada el 7 de diciembre por la oficina del alcalde de Chicago, Rahm Emmanuel y firmada por otros 15 alcaldes solisita al presidente electo que continúe aceptando y adjudicando las solicitudes iniciales y renovaciones de DACA “hasta que el Congreso modernice nuestro sistema de inmigración y proporcione una forma más permanente de alivio para estos individuos”.

La misiva también fue firmada por el edil de Los Ángeles, Eric Garcetti y sus homólogos de las ciudades de Boston, Denver, Filadelfia, Long Beach, Minneapolis, Montgomery, Nashville, Phoenix, Providence (Rhode Island), SanJosé, San Francisco, Seattle y St. Louis (Missouri),

Casi 742,000 jóvenes indocumentados tienen DACA. Con un permiso de trabajo y sin miedo a la deportación, han podido sumarse y contribuir a la economía de sus municipalidades y la nación.

Fuente: La Opinión.