La actual administración quiere imponer una nueva regla que reduciría de un año a 15 días el plazo para solicitar asilo, después de la primera comparecencia ante la Corte de Inmigración.

Si se publica y entra en vigor en el Registro Federal, el Gobierno rompería con el reglamento publicado en 1980, donde acuerda que los solicitantes tienen un año para poder ampararse.

El reglamento de asilo ha sufrido ya varios cambios desde que la actual administración llegó al poder, para reducir las probabilidades de que quienes huyen de sus países de origen, encuentren protección en EEUU.

José Guerrero, abogado de inmigración, expresó en Univisión que los solicitantes no tendrán tiempo para “reunir la evidencia del reclamo, llenar el formulario I-589 (solicitud de asilo) y presentarlo”.

“La recomendación es que las personas que llegan buscando asilo, sea por tierra o por avión, tienen que venir preparados, traer evidencias, reportes médicos, reportes de policía y todo aquello que avale sus argumentos. Cuando entre a Estados Unidos, la evidencia inicial debe ser poderosa”, dijo Guerrero.

La propuesta “no aclara” si los solicitantes una vez en el país “tendrán sólo 15 días para hacerlo o tienen un año de plazo como dice el reglamento vigente”.

Fuente: El Diario