8 formas de evitar que se caiga el cabello por estrés

Si eres de las personas que ha buscado si la caída de cabello es un síntoma de coronavirus, para tu buena suerte no lo es, pero el estrés sí, y puede ser provocado por el miedo constante a si nos vamos a enfermar o no. El estrés es el segundo motivo por el que se cae el pelo; la genética es el primero.

Una parte de nuestro cerebro se activa con el estrés, lo que desencadena las respuestas inflamatorias del cuerpo y la piel, incluido el cuero cabelludo. Hay algunos malestares que desatan la caída del pelo, pero el estrés influye en todos.

La pérdida de pelo se conoce como efluvio telógeno; esto es que el 85% se encuentra en crecimiento (anágeno) y el 15% está en fase de reposo (telógeno). Cuando estamos bajo mucho estrés, las cifras cambian, y no lo percibimos sino hasta 2 ó 4 meses después.

La buena noticia, es que es temporal, y por eso te presentamos 8 formas de evitar que se caiga el cabello por estrés:

  1. Medita y realiza ejercicios de respiración: medita durante 10 minutos al día, y realiza ejercicios de respiración antes de salir de la cama y antes de irte a dormir, inhalando por 2 segundos, y exhalando por otros 2.
  2. Mantente en un ambiente positivo: si vives en la ciudad, la contaminación y el ruido son constantes, por eso es importante que en tu casa crees un lugar tranquilo para ti, que sea tu escape de la rutina, incluyendo muebles cómodos, aromas agradables y objetos que te causen paz.
  3. Masajea tu cuero cabelludo: esto hace que el flujo sanguíneo circule en toda la zona y estimula los folículos pilosos para que crezcan más.
  4. Suelta la tensión: para liberarla, aprieta los dedos de los pies manteniéndote así por 5 segundos, y luego suelta. Repítelo en cada parte de tu cuerpo hasta llegar a la cabeza. De esta manera, tu cerebro entenderá la diferencia entre estar tenso y relajado, y así empieza a entrenar la mente sobre una situación real de estrés.
  5. Come balanceadamente: una dieta rica en nutrientes como el hierro, el zinc y la vitamina D ayudarán a tu pelo a estar saludable.
  6. Haz cosas que te hagan sentir bien: esto no necesariamente tiene que ser realizar una actividad física, aunque es lo ideal, sino pueden ser cosas mucho más sencillas como leer, escuchar música, platicar con tus amigos, etc.
  7. Tratamiento de plasma rico en plaquetas: en casos más extremos, este tratamiento es ideal, porque estimula el cuero cabelludo y mejora la calidad del mismo.
  8. Terapias de luz de baja intensidad: si el problema persiste, tu dermatólogo puede aplicarte queratina bajo luz con una frecuencia de 650nm, que aceleran las células para generar proteínas.

 

Vía: Vogue

Noticias relacionadas