Las enfermedades cardiacas tardan muchos años en desarrollarse, pero algunos daños se pueden prevenir o curar haciendo cambios en nuestro estilo de vida.

Por eso es que te presentamos 30 indicios que muestran que tu corazón no está bien:

  1. Llagas en los pies: cuando aparecen de la nada, pueden tener relación con problemas en la aorta. Si pasa muy a menudo, ve con tu médico.
  2. Calambres en las piernas: si ocurren muy seguido en el trasero, los muslos o las pantorrillas, pueden ser signos de enfermedad oclusiva aortoilíaca.
  3. Dolor en los dedos de los pies: si suceden sin motivo aparente, también puede ser por enfermedad oclusiva aortoilíaca.
  4. Tos explosiva: si al toser expulsas moco blanco o rosa, puede ser por una retención de líquidos en los pulmones, que se podría relacionar con problemas cardiacos.
  5. Dolor en la mandíbula: dolores raros en la mandíbula, los dientes o el cuello, son señales de que tu corazón no funciona adecuadamente.
  6. Pérdida de vello en las piernas: puede tener relación con una enfermedad arterial periférica, que puede bajar el flujo sanguíneo.
  7. Pesadez en las piernas: además de este malestar, los dolores, adormecimientos o debilidad se podrían manifestar.
  8. Visitas recurrentes al baño: si últimamente te levantas mucho de la cama para ir al baño, estate pendiente de otros síntomas, porque puedes tener un problema en el corazón.
  9. Opresión en la garganta: si sientes que tu garganta te empieza a “apretar”, y es muy constante, podrías estar teniendo un infarto. Mantén la calma y llama a emergencias.
  10. Aumento de peso repentino: los problemas cardiacos pueden provocar retención de líquidos, que originan el aumento de peso repentino.
  11. Pies o tobillos hinchados: también relacionado con la retención de líquidos.
  12. Sudores fríos: si de manera imprevista empiezas a sudar de esta manera, es otra señal de un infarto, aunque no duela el pecho. Si comienzas a sentirte muy mal, llama a tu médico.
  13. Náuseas repentinas: las náuseas, los vómitos y los mareos son signos de un ataque al corazón, aunque no duela el pecho.
  14. Disfunción eréctil: puede ser por la obstrucción arterial.
  15. Ritmo cardíaco irregular: si estás en reposo y sientes tu ritmo así, pregúntale a tu doctor.
  16. Palpitaciones: síntoma más común de la fibrilación auricular. Si comienzas a sentir una especie de “aleteo” en el corazón, acude a tu médico pues podría ser un derrame.
  17. Dolor en el brazo u hombro: un dolor agudo en esas zonas es una alerta de una inminente enfermedad en el corazón. Si el dolor es muy intenso en el brazo, puede ser un infarto.
  18. Mucho cansancio al hacer ejercicio: si el cansancio es más de lo normal, puede ser un defecto congénito. Lo recomendable es que lo revises para descartar que eso sea.
  19. Fatiga crónica: si te has sentido más cansado que de costumbre, asiste a una cita médica.
  20. Confusión y olvidos: pueden ser por cambios químicos en la sangre, que a su vez pueden relacionarse con un problema cardiaco.
  21. Dolor abdominal: si aparecen mientras hacemos ejercicio, indicarían una prominente enfermedad del corazón.
  22. Dolor en el pecho: podría confundirse con indigestión o acidez. Si el dolor es persistente, acude con tu médico.
  23. Ronquidos crónicos: si ocurren muy seguido, podría desatar una apnea del sueño. El bajo consumo de alcohol y no fumar, ayudan a que no siga este problema.
  24. Apnea del sueño: derrames cerebrales, insuficiencia cardíaca y presión sanguina alta, son algunas de las consecuencias.
  25. Ataques de pánico: los síntomas de un ataque al corazón con uno de pánico son muy parecidos, por lo que debes estar muy atento y asistir con tu doctor.
  26. Dolores de cabeza fuertes: signo de derrame o de coágulo en el corazón.
  27. Dificultad para respirar: si es muy frecuente, tu corazón no está funcionando correctamente. El problema puede ser fluidos en los pulmones.
  28. Mareos o desmayos: pueden ser por una ruptura aórtica.
  29. Frecuencia cardíaca lenta: la bradicardia ocurre cuando el corazón late menos de 60 veces por minuto.
  30. Dolor de espalda: si proviene del pecho, puede ser por un ataque cardíaco.

Vía: MSN Estilo de Vida