El autismo es una condición que no tiene cura, y que actualmente no existe un tratamiento que disminuya esté trastorno.

Los expertos dicen que el autismo es una carrera de resistencia y no de velocidad. No es una enfermedad, que como tal ponga en riesgo la vida de quien la padece, pero que si le acompañara toda su vida. Por lo que estar preparado e informado, será de mucha utilidad para saber cómo tratar esta enfermedad.

A continuación te presentamos 10 consejos que te ayudarán y que tienes que llevar a cabo.

      1. Saber que no es una enfermedad que se cura, que se requiere de atención a largo plazo. Que todos los esfuerzos que se hagan, son para controlar y que lleven una vida normal en la medida de lo posible.
      2. Iniciar con el tratamiento a tiempo o una temprana edad, te dará mejores resultados, de lo contrario, el autismo podría empeorar, es primordial que se atienda a tiempo para una mejor atención.
      3. Pedir ayuda no es malo, es algo que se tiene que hacer en equipo y que solo o sola, es muy complicado. No dudes en pedir apoyo de amigos, familiares, conocidos. Recuerda que es un proceso largo, y necesitas toda la energía posible para el día a día.
      4. Descansa, tienes que dormir bien. Es indispensable que tengas sueño recuperador, para poder atender las necesidades diarias de tu persona y la de hijo o hija con autismo. El descansar es clave.
      5. Controla el tiempo de internet, es contradictorio que te digamos esto, ya que estás en una página web y sí, es una gran herramienta de apoyo y consulta, pero donde también hay mucha desinformación. Siempre haz una análisis de lo que lees y no te aferres en buscar curas o métodos para el autismo, aprovecha ese tiempo para estar con tu hijo o hija.
      6. Esta bien pasarla mal, tienes que expresar tus sentimientos y alzar la mano cuando sientas que no puedes, todas esas emociones negativas que pudieras tener, úsalas para bien, no te desquites con nadie.
      7. Sé amigo del terapeuta, sabemos que siendo mamá o papá crees saber todo de tus hijos, y cuando te dicen algo que no te gusta, puedes explotar, no lo hagas, entre más confianza generen, el tratamiento será mejor y se obtendrán mejores resultados y tu hijo/a sentirá estabilidad que le será muy benéfica.
      8. Participa comunidades con autismo, el sentir que no estás sola o solo, te ayudará mucho. El saber las experiencias de otras personas, que están o han estado en tus zapatos, te hará muy bien. Lleva aquellos que no padecen esté trastorno y que convivan, conozcan y avancen junto contigo.
      9. Descubre a tu hijo/a. Conoce sus fortalezas, debilidades, que le gusta, que no le gusta, y a partir de lo que le agrada, traza el camino, si le gusta dibujar, dibuja con él, dale un espacio donde pueda dibujar con plena libertad. Todos nos sentimos mejor haciendo lo que nos gusta, y los autistas no son la excepción.

Aprecia todo triunfo de tu hijo y díselo, esto hará que se cree un vínculo. Una  parte de esa victoria es tuya y gracias a ti.

Entra a nuestra tarjeta de Salud de Acceso Latino y a la página de Clikisalud para mayor información.