Continúa el proceso de vacunación contra COVID-19 sin importar el estatus migratorio

El gobierno de Estados Unidos ha brindado acceso igualitario al proceso de vacunación contra COVID-19 a cualquier persona sin importar su estatus migratorio.

Desde el comienzo de la administración de Joe Biden el Departamento de Defensa de Estados Unidos (DHS), informó sobre el acceso equitativo a las vacunas COVID-19, sin importar el estatus migratorio, ni ninguna otra condición.

“Es un imperativo moral y de salud pública garantizar que todas las personas que residen en los Estados Unidos tengan acceso a la vacuna. El DHS alienta a todas las personas, independientemente de su estado migratorio, a recibir la vacuna COVID-19 una vez que sean elegibles según las pautas de distribución local”, explicó el DHS en un comunicado publicado en febrero de este año.

Estados como California, Nueva Jersey, Nueva York, entre otros, han comunicado en varias ocasiones que para recibir la vacuna contra COVID-19 no es necesario mostrar el número de seguridad social, ni comprobar estatus migratorio.

“El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos no realizarán operaciones de aplicación de la ley en o cerca de sitios o clínicas de distribución de vacunas”, explicó el gobierno de Nueva Jersey en un comunicado en su sitio especializado sobre vacunación y COVID-19.

Los datos personales que se obtienen durante el proceso de vacunación, no pueden ser utilizados en ningún momento con fines civiles, penales ni de inmigración; están habilitados únicamente para utilizarse en beneficio de la salud pública. Es decir las personas indocumentadas pueden recibir la vacuna contra COVID-19 sin preocuparse por entregar sus datos personales.

Incluso algunos estados cuentan con servicios de traducción si es que la persona que recibirá la inmunización no habla inglés.

Noticias relacionadas