29 remedios caseros para aliviar la gripe y el resfriado

Los meses más fríos traen consigo gripe y resfriado, impidiéndonos realizar nuestras actividades cotidianas, por lo que aquí te presentamos estos 29 remedios caseros para aliviar estas enfermedades:

  1. Aceite de eucalipto: es antiinflamatorio, lo que reduce bastante los síntomas del resfriado. Sólo coloca unas gotas en un inhalador o pañuelo y listo.
  2. Ajo: sus propiedades antimicrobianas y antivirales nos permiten hacerle frente a las infecciones y al resfriado. Procura no comer mucho ya que provoca mal aliento.
  3. Comida picante: y si es caliente, qué mejor, ya que pueden ser descongestivos, como la pimienta cayena, pero no abuses, ya que podrías tener problemas gastrointestales.
  4. Compresa de calor o frío: puedes decidir entre ambas sensaciones para combatir la obstrucción de las vías respiratorias.
  5. Ducha caliente: además de limpiar y revitalizar tu cuerpo, el vapor ayuda a destapar las fosas nasales, y hasta a relajarte.
  6. Eleva la almohada: entre más alta, mejor, porque aliviará tus fosas nasales, y podrás tener una buena noche.
  7. Equinácea: tiene muchos beneficios que previenen los resfriados. Disfrútalo en un rico té.
  8. Gárgaras con agua salada: simple, pero efectivo para deshacerte de la gripe y el resfriado, ya que reduce el moco y las flemas, haciendo que tosas menos.
  9. Inhalación de vapor:en un recipiente, calienta agua y tápate con una toalla. Su vapor hará que no tengas la nariz congestionada.
  10. Jengibre y sal: el jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y la sal puede destapar tus fosas nasales, por lo que combinados te sentirás mucho mejor.
  11. Jugo de zanahoria: contiene betacarotenos, que se transforman en vitamina A, manteniendo en perfectas condiciones las membranas mucosas de la nariz y a nuestra garganta.
  12. Leche y cúrcuma: antes de dormir, mezcla ambas sustancias. La cúrcuma es un antioxidante natural y con las propiedades de la leche, actúan como una fórmula infalible para ambas afecciones.
  13. Mentol:este aceite derivado de la menta hace que los senos paranasales no estén obstruidos. Para que sea efectivo, rocía un poco en tu almohada o vierte unas gotas en un inhalador.
  14. Miel y lima: si te preparas un té de estos dos muy conocidos aliados contra las enfermedades respiratorias, te sentirás como si nada.
  15. Miel, limón y canela: si a lo anterior le agregas canela, este trío te revitalizará.
  16. No viajes en avión: esto debido a que tus tímpanos pueden dañarse por los cambios de presión al despegar o aterrizar.
  17. Ponche caliente: este brebaje hace maravillas, ya que te ayudará con la congestión nasal, aliviará tu garganta, evitará la tos y hasta te relajará. Combina té de hierbas, una cucharada de miel y un poquito de whiskey. Tómalo antes de dormir y amanecerás como nuevo.
  18. Probióticos: estás bacterias contribuyen a una buena digestión, haciendo que las posibilidades de tener alguna enfermedad respiratoria sean nulas.
  19. Rinocornio: abre las vías respiratorias, mejorando la congestión, la presión y hasta el dolor facial, ya que es un gran auxiliar para la sinusitis crónica.
  20. Romero y salvia: son remedios clásicos. Añádelos a un recipiente para hervir con un poco de manzana seca y de esta forma preparar un té.
  21. Ron y miel: esta alternativa al ponche caliente; mantendrán tu cuerpo con una temperatura agradable.
  22. Sal y levadura en polvo: mezclándolos te olvidarás de los gérmenes y a reducir la duración del resfriado. Realiza gárgaras con un poco de agua, dos veces al día.
  23. Semillas de lino: son antioxidantes. Hiérvelas, cuélalas, y agrégales jugo de limón con miel para que sea aún más potente.
  24. Sopa de pollo: el remedio más conocido de todos. Eliminará todos los mocos que puedas tener, además de mantenerte hidratado.
  25. Suplementos de zinc: reducen significativamente la duración del resfriado, pero no abuses de ellos, ya que a larga pueden ser contraproducentes.
  26. Té especiado: el jengibre y la pimienta negra, más un poco de miel en agua caliente, harán que no tengas más ningún síntoma.
  27. Té de jengibre: si le agregas menta y limón, te quitará el dolor de garganta y liberar tus fosas nasales.
  28. Vinagre de manzana y miel: el ácido del vinagre suelta las flemas. Si lo combinas con un poco de miel, te sabrá mucho mejor.
  29. Vitamina C: refuerza tu sistema inmunológico y combate las infecciones del tracto superior respiratorio.

Si a pesar de haber seguido alguno de estos remedios no te has mejorado, acude con tu médico y te recetará para aliviarte de una vez por todas.

Vía: MSN Estilo de Vida

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas