Emprendedora madre soltera, dio a conocer las piñatas mexicanas al mundo entero

Yanaleth Solis es una joven mexicana de 32 años quien decidió crear una compañía llamada Piñata2Go. Esta emprendedora ha logrado llevar sus útiles piñatas que sólo se arman en 15 segundos, a tiendas como Liverpool, Sears y Chedraui. Hoy en día, esta joven, quien también es mamá, produce a través de su empresa 20,000 piñatas mensuales, de acuerdo a un reportaje de Entrepreneur.

Sin embargo, no todo ha sido fácil para Yanalteh. Un día, se fue de vacaciones con su hija para Disneyland, evento que dio la oportunidad a uno de sus empleados de confianza a robarle 2 millones de pesos durante su ausencia. Al llegar, la compañía no aguantó y ella perdió todo. Incluso, estuvo a punto de ir a la cárcel.

Ella nunca se dejó vencer. Empezó a vender todo lo que le quedaba para pagar las deudas, pero su espíritu emprendedor y las ganas de salir adelante con su hija, no la dejaron renunciar a su sueño. Un día, recibió una llamada del programa Shark Tank México, y su puerta se abrió de nuevo.

Su historia

Yanalteh, nació en Celaya, Guanajuato, pero creció en Querétaro y de adulta se mudó a la Ciudad de México. Ésta emprendedora empezó a recibir duros golpes de la vida desde muy temprano. A muy temprana edad, ella quedó huérfana.

Según Entrepreneur, lo primero que ella buscó fue el tipo de producto que quería vender y encontró en su investigación que las piñatas son buscadas por millones de personas alrededor del mundo. Por eso, ella invirtió 30,000 pesos hace siete años y le dio rienda a su imaginación, creando Piñata2Go, inspirada en las lámparas chinas. Luego trabajó en la imagen, y en todo su plan de marketing.

Fue en exposiciones pequeñas donde se empezó a dar a conocer. Ella no encontró apoyo pero nunca dejó de creer en su instinto y en su idea.

Aún así, a pesar de que no encontraba apoyo y de ser madre soltera, ella encontró una oportunidad y un reto. Poco a poco su producto empezó a ganar popularidad y cuando se dio cuenta, ya tenía 64 empleados y una producción mensual de 22,000 piñatas. A su vez también empezó a exportar y algunos de sus clientes eran: Coppel, Sanborns y Costco. Sus piñatas empezaron a ser apetecidas en Shangai, Australia, Europa y Canadá. Se sentía agotada, pero estaba viviendo su sueño, por el que había luchado tanto.

Ella nunca imaginó que iba a recibir la traición de un empleado de confianza. Hace tres años cuando ella se fue a un viaje para celebrar la graduación de su hija, una persona de las más cercanas a su empresa, no tuvo reparo en hacerle un fraude por dos millones de pesos. Fue sin duda, un duro golpe para ella, puesto que no estaba preparada para una situación como ésa. En su mente siempre estuvo crecer, pero no perder.

Luego de haberlo perdido todo y dispuesta a empezar de cero, una oportunidad en un programa de televisión, le hizo sentir que podía ser una luz para revivir su empresa. Así fue como Piñata To Go, se presentó en el capítulo final de la segunda temporada de Shark Tank México (navegando con tiburones) y tuvo el apoyo de Rodrigo Herrera y Arturo Elías Ayub, quienes le dieron una inversión de 2.5 millones de pesos por el 50 por ciento de participación. Ésta nueva oportunidad sin duda, la ayudó a levantar su empresa de nuevo.

Ésta mexicana tiene muy claro que cuando se toma la decisión de emprender, es igual a tener un hijo que no puedes dejar tirado en el camino. Hoy en día tiene más confianza en ella que nunca y esta orgullosa de no haberse rendido.

Fuente: Mundo Hispánico

Noticias relacionadas