Beneficiarios DACA tienen mejores salarios que otros inmigrantes, según estudio

DACA fue establecido en 2012, y desde aquel año ha brindado miles de oportunidades a jóvenes dreamers para su incorporación al mundo laboral de forma legal.

Según un estudio realizado por la Universidad de Texas en San Antonio (UTSA), los beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), perciben salarios hasta tres veces mayores que otros inmigrantes.

El estudio fue realizado por Richard Jones, profesor del Departamento de Ciencias Políticas y Geografía de la Facultad de Liberales y Bellas Artes de la UTSA. Jones se basó en datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos, y logró realizar una comparación entre beneficiarios DACA e inmigrantes que no calificaron para el programa.

El estudio se publicó en la edición de septiembre de la revista Social Science Quaterly. El cual mostró que los inmigrantes que cuentan con la protección de DACA perciben mayores ganancias económicas en comparación a ganancias de dreamers que no son beneficiarios. “En todos los indicadores, las ganancias cuantificables en factores socioeconómicos para los beneficiarios de DACA fueron entre dos y tres veces mayores que para los Dreamers durante el mismo período de tiempo”, explica la UTSA.

Los ingresos de beneficiarios DACA crecieron más del doble en solo cuatro años, el promedio subió de USD 7,627 a USD 18,229. Además, en ingreso anual de beneficiarios de DACA con un título universitario supero los $ 30,000 USD, y por su parte los no beneficiarios con título universitario vieron experimentaron una disminución de más $ 4,500  USD en su salario anual promedio. “En otras palabras, una licenciatura fue valiosa para los beneficiarios de DACA, pero en realidad fue perjudicial para los Dreamers”, dijo Jones

Otros puntos a destacar es el aumento de la matriculación universitaria de inmigrantes gracias a DACA y no solo la matriculación sino la conclusión de sus estudios.  El estudio encontró que el número de dreamers beneficiarios de DACA con estudios de licenciatura se triplicó de 2012 a 2016. Esto significa que la mitad de los beneficiarios de DACA cuentan con educación universitaria.

“Será una farsa si estos beneficios se frustran debido a la continua polarización política que ha impedido la aprobación de la Dream Act por parte del Congreso, o la aprobación de leyes locales y estatales que permiten a los Dreamers y los ‘DACAmented’ mejorar su capital humano”, concluyó Jones.

Noticias relacionadas