El Condado de Harris, en Texas, brindará servicios legales gratuitos

La junta de comisionados del Condado de Harris, con sede en Houston y en el que viven 4.6 millones de habitantes, dio su voto a favor del Programa de Servicios Legales de Inmigración, que pretende invertir 500 millones de dólares para pagar los gastos de representación legal de los inmigrantes que quieren quedarse en territorio estadounidense, incluyendo indocumentados.

“El Condado de Harris se siente muy agradecido con la diversidad, la energía y el espíritu laboral que proporcionan los inmigrantes. Si ponemos como prioridad a las familias, podemos asegurar, que no sean separadas por el gobierno”, dijo la jueza hispana Lina Hidalgo, principal administradora del condado.

De los 4.6 millones de habitantes de Harris, el 25% son extranjeros, de los cuales, alrededor de 400 mil son indocumentados y representan un 10% de la fuerza de trabajo del condado.

Un grupo aproximado de 18 mil personas incluidas familias y niños detenidos, necesitan asistencia legal.

La jueza Lina Hidalgo, llego a Estados Unidos en 2005, procedente de Colombia, con su familia y siendo niña vio de cerca las complicaciones que tiene ser inmigrante, por esta razón recalca lo importante que es la representación legal.

Agregó diciendo que los niños, muchas veces se tienen que representar a sí mismos o sufren las consecuencias de que sus padres no tengan los recursos económicos necesarios para pagar un abogado.

“Todos en nuestra ciudad tienen derecho a acceder a la justicia y a la oportunidad de defender su caso, tal cual lo dicta nuestra Constitución”, afirmó el rabino Oren Hayon, de la Congregación Emanu El, una de las sinagogas más grandes de Houston.

Makayla Rodríguez, de la organización Mi Familia Vota, solicitó a los comisionados a votar en favor de la reforma para disminuir la inseguridad de muchos estudiantes y “dreamers” que no cuentan defensa legal.
Con la aprobación del programa, el Condado de Harris, se suma a las ciudades de Austin y San Antonio, Atlanta, Baltimore y Denver, que bridan este tipo de servicios a sus habitantes indocumentados.

Fuente: La Opinión

Related news