El poder de los inmigrantes en el campo laboral

El poco crecimiento demográfico que mostró el censo de 2020 en Estados Unidos y la sobre oferta de puestos de trabajo durante la pandemia, podía tener en la inmigración legal una solución.

El censo de 2020 mostró que Estados Unidos se encuentra en un crecimiento demográfico lento, lo que según economistas en los países ricos significa menor crecimiento económico. El crecimiento de la población entre 2010 y 2020 fue de 7,4%, la menor tasa de crecimiento desde la década de 1930.

Por otra parte, en algunas comunidades rurales en Estados Unidos, la industria tiene un problema de crecimiento, sin embargo, existe sobre oferta de empleos. Investigaciones han mostrado que brindar un acceso más rápido a visas de trabajo, con proceso más flexibles, puede ser una forma de abordar el problema.

Los inmigrantes como explica Alex Nowrasteh, especialista en políticas de inmigración en el Cato Institute: “ocuparán puestos vacantes y crearán oportunidades laborales adicionales para los estadounidenses nativos, acelerando la recuperación económica en el proceso”. El especialista hace énfasis en que los inmigrantes también aumentan la demanda de consumo de bienes y otros servicios producidos en el país.

Por otro lado, inmigración ha mantenido a Estados Unidos lejos de la disminución de la población a través de los años. Según explican las proyecciones del censo, la inmigración será en los próximos años, el principal impulsor de la población, incluso más que los nacimientos. “La inmigración es una de las formas más viables y racionales de ayudar a responder a este desafío y sabemos que tendrá un impacto realmente significativo”, explicó Danilo Zak especialista del Foro Nacional de Inmigración.

La posibilidad de aumentar la inmigración legal en Estados Unidos, es una opción que tiene la solución al problema de lento crecimiento demográfico y la sobreoferta de empleos. La última vez que Estados Unidos tuvo un aumento significativo en la inmigración legal fue a través de la Reforma de Inmigración en 1986, durante el gobierno de Ronald Reagan.

La reforma migratoria que propone la administración Biden-Harris, tiene como objetivo crear un camino hacia la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.

Investigadores de Wharton School de la Universidad de Pensilvania, explicaron que una reforma migratoria tal y como la plantea el presidente Biden podría aumentar más de 4% la población estadounidense para 2050, aumentando las tasas de natalidad y disminuyendo las probabilidades de emigración.

Noticias relacionadas