Gobierno de EE.UU. suspende política que obligaba a solicitantes de asilo, realizar su proceso fuera de ese país.

La administración de Joe Biden ha decidido suspender la política migratoria que no permitía que los migrantes solicitantes de asilo permanecieran en Estados Unidos durante el proceso.

Esta política comenzó a implementarse en enero de 2019 y ha llegado a su fin en junio de 2021. Más de 70 mil solicitantes de asilo fueron enviados  desde Estados Unidos  a migrantes varados en México desde el inicio de la política.

Esta política había provocado una crisis migratoria en las ciudades fronterizas de México. Joe Biden prometió durante su campaña que terminaría con esta política de expulsión a solicitantes de asilo, tras ser electo y asumir el cargo pidió a su equipo que dicha política fuera revisada.

Finalmente, en junio el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas ha explicado en un comunicado que mantener la política “no sería compatible con la visión y los valores de este Gobierno, y constituiría un mal uso de los recursos del departamento”.

Además, Mayorkas informó en febrero que más de 11 mil solicitantes de asilo que habían sido expulsados de EE.UU. podían regresar al país para esperar a que se resolviera su caso en los tribunales de migración.

Noticias relacionadas